Conclusiones por zona

9.- Conclusiones por zona.

ZONA 1:

Presenta una de las incidencias delictivas más bajas en 2011, asimismo es una de las masa bajas zonas con percepción de inseguridad en la colonia, incluso de residentes de otras zonas. En el recorrido nocturno fue la zona con mayor actividad en la calle, incluyendo población de todas las edades, mucha gente moviéndose en bicicleta. Este puede ser un factor preventor de la incidencia delictiva ya que la gente actúa como vigilantes involuntarios, esto a pesar de que no hay un esquema de organización comunitaria. A pesar de este panorama la gente opina que los problemas principales son el pandillerismo, drogadicción y robo.

La zona es contradictoria con la relación de problemas urbanos y sociales y la incidencia delictiva y de percepción. Cuenta con el mayor porcentaje de viviendas desocupadas vandalizadas, un nivel bajo de calidad ambiental, está perdiendo población (de hecho es una de las zonas con menor cantidad de miembros por familia), la condición de empleo es baja y tiene el rango de gasto familiar menor de la colonia. El promedio de años viviendo en esta zona es de 18 años, aunque algunos encuestados tienen hasta 30 años de residencia.

La zona tiene un potencial muy alto para la organización comunitaria, su perfil socioeconómico induce a la colaboración entre vecinos, aunque actualmente faltan liderazgos y conducción gubernamental ya que ninguno de los encuestados conoce representantes vecinales y la gran mayoría no participa en actividades comunitarias y considera que la comunidad no está haciendo nada para mejorar la seguridad. Los equipamientos no alcanzan a fomentar esta participación, están en condiciones regulares y constituyen zona de riego en la zona, a pesar de que la caseta de policía forma parte de estos equipamientos, se observa vandalismo, grafiti y está señalado como zona insegura por la población. Algunas características urbanas sobre la colindancia con Rio Nuevo son propensas a la incidencia delictiva por su oscuridad, irregularidad en el trazo de calles y poca accesibilidad, a pesar de esto no fueron señalados como sitios inseguros por los residentes.

Consideran los vecinos que las instituciones no han hecho nada para mejorar la seguridad en la colonia, solo algunos afirman haber aumentado la vigilancia. La mayoría también opina que las condiciones de seguridad han empeorado en el último año, a pesar de esto, el 72% afirma que los vecinos no están haciendo nada al respecto.

Comentarios de vecinos notan de la utilización de lotes baldíos como picaderos, los asaltos en el parque de San Miguel el grande (a un costado de la caseta de policía) donde los ladrones utilizan los arbustos para esconderse, después de las 5 p.m. los recorridos de patrullas se reducen y es el horario nocturno el de mayor incidencia delictiva. Hubo mayor resistencia de los vecinos a la participación en la encuesta.

 

Zona 1

Pulsa en la imagen para ampliar

 

ZONA 2:

Aunque esta zona no tiene una proporción crítica de incidencias delictivas en el 2011, hay un 34% de los lugares inseguros que fueron señalados por residentes que viven en otra parte de la colonia; es una de las zonas con mayor diversidad de incidencias identificadas por los residentes: robo, pandillas, droga e incidentes causados por problemas urbanos (iluminación, equipamientos mal vigilados, casas y terrenos desocupados); hay un 30% de casas abandonadas vandalizadas.

La referencia más importante de inseguridad se asigna a lo largo de los parques por av. San Miguel El Grande, que presentan un alto grado de desatención y muy poca iluminación durante la noche. Esta zona también está perdiendo población, algo desafortunado porque es una zona que está en proceso de consolidar sus condiciones urbanas ya que actualmente está siendo pavimentada, la vivienda aun presenta condiciones regulares de calidad, contiene a las familias con mayor número de integrantes en la colonia, buena condición de empleo y la mayor capacidad de gasto mensual junto con otras dos zonas en la colonia (8000 a 10000). El promedio de años vivir en esta zona es de 18, aunque varía hasta los 30 años.

Sin embargo, hay que señalar que en esta zona la población considera que existe el mayor rezago de atención institucional en materia de prevención del delito y no hay indicios de participación vecinal, aunque la mayoría mantiene una relación de amistad con sus vecinos, algunos comentan que se ayudan en la vigilancia de sus casas, siendo una estrategia complementaria la protección con rejas, perros o alarmas; de acuerdo a los recorridos realizados e observó una baja actividad de personas en la calle.

La gente considera que las condiciones de seguridad han empeorado, argumentando deficiencia en la vigilancia, publicidad negativa, repatriados, impunidad. En la noche y madrugada se recrudecen las incidencias delictivas. Hay opiniones encontradas sobre la labor institucional para la prevención del delito, de manera similar se opina que ha aumentado la vigilancia y que no se ha implementado nada nuevo. Al encuestador se le mencionó como zona crítica el parque San Miguel ya que por la noche se utiliza para arrancones, existe relación entre lotes y casas desocupadas con personas deambulando (Av. Pénjamo).

 

Zona 2

Pulsa en la imagen para ampliar

 

ZONA 3:

Todas las variables y apreciaciones según recorridos indican que esta zona es la que presenta mejores condiciones urbanas y socioeconómicas: alta calidad ambiental, muy buenas condiciones del equipamiento, alto porcentaje de iluminación, buenas condiciones de las viviendas, familias con pocos miembros, muy buenas condiciones de empleo, predominan las parejas que trabajan, alto gasto familiar y el más alto promedio de escolaridad en la colonia (8.2 años). El promedio de años vivienda en la zona es de 15, aunque hay quienes afirmaron tener viviendo hasta 40 años.

Esta zona es la que presenta un trazo más regular, a diferencia de las otras zonas; la percepción de los recorridos evidencia mayor claridad en las calles, limpieza e iluminación dado que las viviendas son más grandes y de mejor relación con la calle y aportan luminosidad en la noche, no hay bardas altas ni calles cerradas, solo la franja del ferrocarril se percibe como espacio riesgoso. Predomina el uso habitacional y no hay mezcla de comercios entre la vivienda.

La estabilidad de las familias se observa en la zona ya que presenta el porcentaje más bajo de problemas de violencia familiar en la colonia, a nivel vecinal la gran mayoría considera a sus vecino como amistades, aunque no hay  evidencia de participación comunitaria ante la falta de reconocimiento de representantes vecinales. La mayoría de la población considera que los vecinos no hay hecho nada para organizarse para la seguridad de su entorno y poco más de la mitad de la población piensan que las condiciones han mejorado gracias a la mayor presencia de la policía. Varios de los encuestados trabajan en gobierno y se muestran apáticos a la participación comunitaria. Los encuestados respondieron de manera unánime que no participan en actividades comunitarias.

 

El robo es el delito más importe en la zona a consideración de los vecinos y por incidencia es el segundo en porcentaje en comparación con el resto de la colonia. A pesar de que de acuerdo a recorridos se observó insegura la franja del ferrocarril, los residentes no la marcaron como sitio de riesgo, hubo sin embargo algunas observaciones de vecinos que consideran que el paso del ferrocarril constituye un generador de delincuencia ya que se bajan individuos que vienen en el tren y se introducen a la colonia. Gran parte del robo es de artículos menores por lo que hay muy poca denuncia, según comentarios de personas encuestadas.

 

Zona 3

Pulsa en la imagen para ampliar

 

ZONA 4:

Por mucho esta es la zona con mayores problemas urbanos y socioeconómicos algo que sin embargo no se refleja de manera clara en las incidencias delictivas ni en la percepción de la inseguridad, aunque habrá que mencionar que esta zona está considerada por el resto de la colonia como la que concentra mayor proporción de sitios inseguros (48% de los sitios inseguros identificados por los entrevistados son personas que no viven en la zona), lo anterior a pesar de que en suma en la zona con menor número de sitios inseguros (31). Sin embargo, destaca de manera significativa las incidencias en el 2011 relacionadas con violencia familiar (15 casos por cada 100 viviendas, la mayor proporción en la colonia) y 1 evento de lesiones por cada 100 viviendas. La población entrevistada percibe la mayor problemática de inseguridad relacionada con robos y drogas.

La calidad ambiental de la zona es la más baja en la colonia, con problemas de urbanización, mala calidad de las viviendas, falta de iluminación, basura y difícil accesibilidad. Los indicadores socioeconómicos indican una escolaridad promedio de 7 años, una proporción alta de miembros por familia, con un 32% de familias con más de 4 integrantes, donde cerca del 50% trabaja solo un miembro y un 40% trabajan dos personas, sin embargo las condiciones de empleo son inestables y muchos de los habitantes se dedican a la venta de artículos usados en la vía pública.  A Pesar de esto, es una zona que gasta de entre 6,000 y 8,000 pesos al mes (segundo lugar en la colonia). El promedio de años de vivir en la zona es de 20, con un máximo de 40 años.

La relación entre vecinos es de amistad y de ayuda para cuidar sus casas; haya una proporción del 62% que afirma conocer a sus representantes vecinales, lo que destaca esta zona como la de mayor organización comunitaria, de hecho comentarios de entrevistados se ofrecen a participar en comités para regularizar sus propiedades. Se comenta también que se ha mantenido la actuación de líderes sociales que originaron este asentamiento.

El 32% de los entrevistados opina que la seguridad ha mejorado (uno de los más altos porcentajes en la colonia), argumentando que hay más vigilancia, aunque no tienen claro como está participando la comunidad en estas tareas. Es importante mencionar que a diferencia de otras zonas, aquí los entrevistados no identifican a la inseguridad como el problema principal de la zona sino que de manera alternada opinan sobre la falta de empleo, servicios, equipamientos de salud y otros; de hecho observaron que el centro de salud de la colonia no opera por las tardes y que hay gente de la tercera edad que requiere apoyos.

 

Zona 4

Pulsa en la imagen para ampliar

 

ZONA 5:

Constituye la zona con mayor incidencia delictiva en el 2011 en materia de robo (25 por cada 100 viviendas), lesiones (1.1 por cada 100 viviendas) y tránsito (5.73 por cada 100 viviendas). Es la zona con mayor número de sitios señalados como inseguros (138 de un total de 361), la segunda en donde los residentes de otras partes de la colonia la señalan como insegura (41 sitios señalados, casi el 30% del total de sitios inseguros en la zona). También constituye la que presenta mayor diversidad de incidencias, de acuerdo a lo observado por los residentes: robo, pandillas, droga, prostitución, problemas en equipamientos.

Es importante mencionar que las mayores concentraciones de sitios inseguros se ubicaron en torno a la concentración de equipamientos al centro de la zona (COBACH, oficinas de gobierno, iglesia, etc.) y al sur de la zona donde se vincula con la actividad de pandillas (Calle 60). Este problema es de la mayor relevancia ya que indica un foco de delincuencia que está afectando no solo a la población residente sino que está poniendo en riesgo a la población estudiantil que proviene de todas partes de la colonia, lo que destaca esta zona como la que demanda una mayor prioridad en atención, considerando que la DSPM cuenta con oficinas de atención comunitaria en esta zona.

Desde el punto de vista urbano, no hay elementos que permitan suponer condiciones físicas que fomenten o favorezcan la generación de violencia: la calidad ambiental es buena (excepto al sur donde el alumbrado público es muy deficiente, coincidentemente en la zona donde actúa la pandilla de la calle 60), la calidad de urbanización es buena, lo mismo que las viviendas. Sin embargo un elemento que destaca es que la zona presenta el promedio de escolaridad más bajo en la colonia con 6.7 años; la condición del empleo es irregular, aunque el gasto familiar es de los más altos en la colonia (8,000 a 10,000 pesos al mes).

Las condiciones de participación vecinal es nula ante el desconocimiento de los entrevistados de representantes vecinales; de la misma forma, más del 95% opinan no participar en acciones comunitarias. La inseguridad es el problema principal de la colonia, muy por encima de la basura y mala urbanización, el robo como la incidencia más sentida. Los vecinos no participan para mejorar la seguridad, en todo caso buscan protegen más sus propiedades; hay una opinión equilibrada entre los que consideran que la policía ha aumentado la vigilancia y los que piensan que no se ha hecho nada para mejorar la seguridad, de hecho el 47% considera que han empeorado las condiciones de seguridad.

Entre las cosas a destacar resultado de observaciones de los entrevistados es la agresividad de las pandillas en la parte sur de la zona (calle 60), la recurrencia de asaltos por la Av. 19810 de trabajadores de maquiladoras y la percepción de que hay una relación entre la pandilla mencionada con habitantes de la parte oeste de la colonia (zona 4). Esta observación puede aportar a la hipótesis de que la descomposición social de la zona 4 está incidiendo en la incidencia delictiva en esta zona.

 

Zona 5

Pulsa en la imagen para ampliar